Fernandez de la Hoz, 33

Chamberí. Centro de Madrid

+34 634 559 828

info@psico3.es

L - V: 9:00 - 21:00

Excepto Urgencias

Es una pregunta que se realiza a menudo. El día a día en ocasiones nos empuja a estados emocionales negativos que nos aleja del bienestar en vez de ayudarnos a disfrutar de nuestro día. Cuando el malestar no se alivia con el tiempo, con los apoyos sociales y con los recursos propios es el momento de plantearse acudir a un profesional de psicoterapia para adultos.

Algunas personas piensan que la terapia es un signo de debilidad, que es paraPsicologo para adultos en Chamberí “locos”. Pero esta creencia no puede estar más lejos de la realidad. Personas de todos los ámbitos de la vida y de todas las edades acuden a profesionales en busca de ayuda. Si pensamos en la cantidad de hábitos que mantenemos para sentirnos saludables lo veremos más claro. Por ejemplo, acudimos al dentista no solo cuando tenemos caries. También vamos para prevenir problemas dentales o para hacernos una limpieza bucal. En ocasiones aparecen síntomas psicológicos que nos indican que existen problemas a tratar. Pero también, al igual que cuidamos la comida o hacemos ejercicio tenemos que tomar las medidas oportunas para mantener nuestra salud mental.

Cuando nos planteamos empezar una terapia suele ser porque no encontramos salida a los problemas que nos acechan. O tenemos sensaciones desagradables que no entendemos. O simplemente queremos conocernos más y crecer en algún aspecto de la vida.

¿Qué es la psicoterapia? 

El tratamiento psicológico, también llamado en otros ámbitos sicoterapia implica hablar de tus pensamientos y sentimientos. Esta acción sirve para entender mejor tus propias emociones  y conductas.

La terapia es un proceso en el que se utiliza la historia personal de cada uno. Es decir, sus experiencias, sus vivencias, sus conflictos y miedos.  A través de la relación paciente-psicólogo y el uso de la palabra se incide sobre los aspectos psicológicos de la persona. En otras palabras, es un espacio para conocerse, equilibrarse y redirigirse hacia el bienestar emocional y psicológico necesario para sentirse adaptado.

Los síntomas que llevan a las personas a plantearse ir al psicólogo o psicóloga son variados. Afectan a muchos ámbitos desde la propia experiencia personal (ansiedad, depresión, …) a la relación con los demás (problemas de pareja, dificultades sexuales,…) o generan dificultades en las actividades del día a día (trastornos de alimentación, adicciones,…)

La psicoterapia alivia estos síntomas de diversas maneras:

  • Conocimiento y comprensión de pensamientos, emociones y conductas confusas.
  • Afrontar ansiedades y apatías que generan caos e incertidumbre.
  • Reconocer y reducir los síntomas.
  • Ofrecer nuevas formas de pensar, sentir y actuar.

Aspectos importantes a tener en cuenta a la hora de iniciar una psicoterapia son:

  • Los tratamientos psicológicos funcionan para problemas emocionales, mentales y de comportamiento.
  • Las terapias psicológicas suelen llevar tiempo, pero los efectos duran.
  • Expresar emociones y pensamientos ayuda a canalizar y regular nuestras respuestas al estrés.
  • Se necesita ser activo para contribuir y formar parte de la terapia.

¿Por qué recibir tratamiento psicológico?

Muchos son los trastornos, síntomas y problemas personales e interpersonales que hacen que una persona solicite ayuda. Algunos de ellos son:

Depresión

Muchas personas experimentan depresión o cambios de humor de vez en cuando. Sin embargo, cuando la depresión o los altibajos emocionales comienzan a interferir con la salud, relaciones, trabajo u otros ámbitos vitales es un buen momento de acudir a un profesional.

La terapia te brinda las herramientas necesarias para mejorar tu estado emocional, infundir esperanza y reconstruir tu vida.

Ansiedad

La ansiedad es el trastorno mental más diagnosticado. Si eres muy duro contigo mismo, no te sientes confiado ni positivo o vives en un estado constante de preocupación o pánico puedes estar sufriendo ansiedad.

La psicoterapia te ayuda a sentirte más fuerte y mejorar tu autoestima reduciendo los síntomas de ansiedad.

Trastornos de la alimentación

Si te sientes en guerra con tu cuerpo o te dices que serías más feliz si pesaras menos, puedes estar teniendo pensamientos distorsionados que pueden ocasionar un trastorno de la conducta alimentaria. En ocasiones estos pensamientos obsesivos con la comida, el peso, el cuerpo o el ejercicio físico pueden desembocar en conductas purgativas (provocarse el vómito, uso de laxantes), conductas restrictivas (dietas estrictas) o incluso dejar de comer o mantener un ritmo de ejercicio físico excesivo.

Los patrones de alimentación desordenados causan estragos en el autoconcepto y en la salud física y emocional.  Con la psicoterapia se mejora la autoestima para poder tratar favorablemente estos síntomas.

Adicciones

Las adicciones se tratan de conductas impulsivas que causan daño a uno mismo o los demás. Las adicciones más comunes son al alcohol, drogas, tabaco, juego y compras.

Afrontar la adicción y volver a ser libre es uno de los objetivos de acudir a la consulta del sicólogo.

Trastorno obsesivo-compulsivo

Las personas con TOC presentan:

               Obsesiones: son pensamientos no deseados sobre, por ejemplo, suciedad, enfermedades, sexo, violencia o catástrofes.

               Compulsiones: Son impulsos irrefrenables por actividades como, por ejemplo, limpiar, contar, ordenar o rezar.

Aprender a identificar y eliminar los síntomas ansiosos y depresivos asociados a estos pensamientos y conductas ayuda a enfrentarse al TOC y mejorar así la calidad de vida.

Estrés postraumático

Después de un trauma pueden existir síntomas que generen un estado permanente de preocupación, tensión y malestar físico y/o psicológico.

Desde la psicología se logra reintegrar el trauma para q deje de generar estos síntomas y se pueda volver a un estado de normalidad.

Otros problemas:

Estrés, problemas emocionales, problemas de pareja, trastornos de personalidad y un largo etcétera que puede cubrir la terapia psicológica.

Tipos de psicoterapia

Existen muchos tipos de terapia. Desde Psico3, en su despacho situado enPsicoterapia para adultos en el centro de Madrid Chamberí (Centro de Madrid), ofrecemos la que mejor se adapte a cada necesidad. Desde una orientación más dinámica o con una perspectiva humanista y desde una posición cognitiva-conductual. Todas las orientaciones van encaminadas al cambio. La flexibilidad a la hora de emplear diversas técnicas y estrategias que permitan un mayor acercamiento al problema y a su solución son la clave del éxito de la psicoterapia.

Desde una orientación más psicodinámica se busca llevar el inconsciente a la superficie. Así se facilita que el paciente entienda los sentimientos y pensamientos arraigados que estén influyendo en la manera en que vive su presente.

A través de la terapia cognitivo-conductual se busca identificar los pensamientos negativos y las conductas aprendidas para poder modificarlos de forma positiva que lleve a una mayor adaptación.

Siguiendo una orientación más humanista se busca un autoconocimiento mayor que pueda estar bloqueado por pensamientos y emociones no adaptativas y modificarlos para convertirlos en pensamientos y emociones constructivas.

Desde cualquier orientación, y teniendo en cuenta que el psicólogo puede combinar técnicas y elementos de varios estilos de psicoterapia, se busca adaptarse a las necesidades de cada persona. Desde una evaluación previa se lleva a cabo el examen de dichas necesidades. A lo largo de la terapia se irán adaptando nuevas estrategias y técnicas según vayan variando las necesidades del paciente. Así se consigue una evolución constante y fluida adaptada al curso de la vida y sus conflictos en continuo cambio.

Pide Cita o más información a tu psicólogo del centro de Madrid

Deja un comentario