Fernández de la Hoz, 33

Chamberí. Centro de Madrid

+34 634 55 98 28

info@psico3.es

L - V: 9:00 - 21:00

Excepto Urgencias

trastornos de la conducta alimentaria

Hay que cuidar la alimentación. Mantenerse en forma es bueno. El ejercicio físico es saludable. Estas frases las escuchamos a diario. Y son ciertas. El control del peso, las dietas estrictas, el querer estar delgado o el estar preocupado por la figura están actualmente fuertemente arraigados. El problema aparece cuando, por una mezcla de factores sociales, psicológicos, emocionales y personales, lo que resulta beneficioso se torna en peligroso y negativo.

Desde Psico3 en nuestro despacho de Chamberí ofrecemos los mejores tratamientos para frenar y ayudar a entender y afrontar estos trastornos.

¿Qué son los trastornos de la conducta alimentaria (TCA)?

Ayuda psicologica por trastorno de la alimentacion en Chamberi, centro de MadridSon trastornos psicológicos que muestran graves anomalías en la ingesta de alimentos. Se caracterizan por múltiples síntomas físicos, emocionales y personales.

Los trastornos de la conducta alimentaria no son un problema superficial y sin importancia. Se trata de trastornos con multitud de consecuencias psicológicas y físicas perjudiciales. Afectan a todos los planos de la persona que los padece y, en los casos más graves, pueden conducir a otros trastornos o enfermedades graves.

Factores de riesgo en el desarrollo de un trastorno de la alimentación

Estos trastornos se pueden desarrollar por una combinación de factores emocionales, sociales, psicológicos, personales y conductuales.

Factores sociales

En la actualidad, recibimos mensajes constantes de que sólo se es atractivo si se esta delgado. La belleza (muy asociada con la delgadez) parece la llave del éxito en la sociedad actual.

Estos mensajes, especialmente en la adolescencia en la que la autoestima esta en formación, son el combustible perfecto para que prenda la llama de los trastornos alimenticios.

Factores psicológicos

La ansiedad es uno de los factores que ayudan a favorecer la aparición de los trastornos de la conducta alimentaria así como síntomas depresivos encubiertos que encuentran alivio en una meta de delgadez extrema y en la autodestrucción.

El perfeccionismo y un pensamiento rígido son características de personalidad favorecedoras del desarrollo de estos trastornos. Estos rasgos unidos a conductas y pensamientos obsesivo-compulsivos pueden generar conductas restrictivas, exceso de ejercicio físico y/o uso de laxantes o, por el contrario, conductas de ingesta descontrolada para salir de tal rigidez.

Las dificultades en el manejo de las emociones también pueden influir en el desarrollo de estas enfermedades.

Factores interpersonales

Las dificultades relacionales, el bulling físico y las relaciones tóxicas y/o dependientes favorecen la baja autoestima y la aparición de comportamientos alimenticios no saludables. Esto revierte de forma negativa en sentimientos de inadaptación e inseguridad.

Factores familiares y sociales

La presión de las exigencias escolares y laborales puede originar sentimientos de falta de control sobre las expectativas marcadas y, por ello, una necesidad rígida de llegar a metas “asequibles” respecto al peso y aspecto físico.

Familias muy exigentes y controladoras favorecen este tipo de trastornos.

Síntomas y señales a tener en cuenta para sospechar un trastorno de la alimentación

Es difícil establecer la línea que divide la preocupación por la imagen y el cuidado físico y un trastorno de la conducta alimentaria. Las personas que sufren estas patologías no suelen ser conscientes de que las padecen y si lo son, lo niegan a los demás y a veces a sí mismos intentando justificar sus conductas y pensamientos distorsionados.

Estas atentos a las señales es importante para ayudar a estas personas a buscar la ayuda que necesitan.

Síntomas y signos físicos en los T.C.A.

  • Fluctuaciones marcadas en el peso
  • Mareos y síntomas de debilidad física
  • Amenorrea (ausencia del periodo menstrual)
  • Sensación de frío
  • Quejas gastrointestinales difusas
  • Insomnio
  • Problemas dentales (erosión en el esmalte dental, caries, …)
  • Piel seca y/o cabello y uñas finas y quebradizas
  • Aparición de vello fino en el cuerpo
  • Propensión a enfermedades debido a un deficitario sistema inmune

Síntomas y signos psicológicos, emocionales y conductuales en los T.C.A.

  • Estar excesivamente preocupado/a por el peso, la comida, calorías y las dietas.
  • Imagen corporal distorsionada, comentarios frecuentes sobre sentirse gordo/a a pesar de haber perdido peso.
  • Tener una autoimagen negativa y autoestima baja dependiente del físico
  • Rehusar comer algunas comidas y/o evitar comer delante de otras personas.
  • Negar la gravedad de tener bajo peso o estar adelgazando de forma abrupta
  • Comer a escondidas
  • Acumular y/o esconder comida
  • Miedo intenso a aumentar de peso
  • Desaparecer después de comer para ir al baño
  • Seguir dietas estrictas sin quejas de pasar hambre
  • Rituales con la alimentación como masticar excesivamente, comer muy lento o cortar los alimentos en trozos muy pequeños.
  • Mentiras para justificar sus conductas
  • Aislamiento social
  • Esconder la pérdida de peso con ropa amplia por ejemplo
  • Anestesia emocional, irritabilidad y alteraciones frecuentes del estado de ánimo
  • Inquietud física e hiperactividad
  • Rutinas y rigidez. Ansiedad si se impiden los rituales
  • Ejercicio físico excesivo
  • Uso de laxantes sin necesidad

Tipos de trastornos de la conducta alimentaria

Psicologa experta en problemas de alimentacion en ChamberiLos T.C.A. son la anorexia, la bulimia y el trastorno por atracón. Otros trastornos también asociados son la vigorexia y la ansiedad por comer. Así mismo, las personas con trastornos de la conducta alimenticia tienen riesgo de desarrollar otras patologías como trastornos de ansiedad, trastornos del estado de ánimo, abuso de sustancias, autolesiones y/o pensamientos y conductas suicidas.

Anorexia

La anorexia es un trastorno alimenticio y psicológico a la vez. Se inicia con regimenes estrictos y pautas de ejercicio extremo para perder peso. Pero estas prácticas se convierten en un símbolo de control y de poder. Así consiguen sentir dominio sobre su propio cuerpo aunque eso signifique llegar casi a la inanición. Esta obsesión es parecida a la adicción a algunas sustancias en las que se busca aliviar la ansiedad con la “droga” de la delgadez.

Esta patología se caracteriza principalmente por una distorsión de la imagen corporal. Las personas con anorexia se “ven gordas” a pesar de estar adelgazando hasta límites no saludables. Esta circunstancia va unida a una baja autoestima. Siempre existe una insatisfacción con su cuerpo e imagen. No se gustan aunque adelgacen y consigan las metas de peso que se propongan. El miedo atroz a engordar hace que empleen sustancias como laxantes o realicen un ejercicio físico excesivo en cualquier circunstancia, incluso estando enfermos o cansados. No son capaces de renunciar a adelgazar o intentar no engordar.

A nivel psicológico la anorexia se caracteriza por estados de ánimo con muchas alteraciones, irritabilidad, mentiras continuas tratando de ocultar las conductas y pensamientos obsesivos de control y un estado de apatía continua para todo lo que no sea perder peso.

Las personas con anorexia suelen aislarse socialmente, entre otras cosas, por no tener que dar explicaciones a la hora de comer. Así mismo, evitan a las personas de su entorno que les intenten hacer ver la realidad de su enfermedad. Buscan relacionarse con gente que también padezca algún trastorno de la conducta alimentaria para reforzarse y aprender “trucos” para adelgazar más rápido.

Bulimia

Es un trastorno de la conducta alimentaria caracterizado por ciclos que alternan episodios de “atracones” seguidos por una “purga”. Los atracones son episodios de ingesta de alimentos en un breve espacio de tiempo y en grandes cantidades. La purga es la compensación a los atracones. Se utilizan para tratar de eliminar la comida ingerida o las calorías que conllevan a través del vómito, laxantes y/o ejercicio físico excesivo.

En la bulimia se presentan sensaciones de hambre muy acusadas. Estos “picos de hambre” el afectado/a come compulsivamente. En estas ingestas siente pérdida de control y conllevan sentimientos de culpa y vergüenza desmedidas. Esto hace que se produzcan otros periodos de compensación. En éstos, se deja de comer, se provoca el vómito, se utilizan laxantes o se lleva a cabo ejercicio físico excesivo. Esto se repite de forma cíclica.

Los ciclos suelen empezar con dietas difíciles de seguir que llevan a sentimientos de fracaso. Aumenta la ansiedad y la sensación de hambre por lo que la dieta se rompe con atracones. La culpa por estos episodios descontrolados y el miedo a engordar llevan a la purga. Se retoma la dieta, cada vez más estricta, y el ciclo vuelve a empezar. Lo más característico de este ciclo es la sensación de falta de control y la necesidad de compensación por sentimiento de culpa.

Trastorno por atracón

Es un trastorno de la alimentación caracterizado por episodios de ingesta de alimentos compulsiva. Se lleva a cabo de forma recurrente con sentimientos de culpa posterior. Lo que le diferencia de la bulimia es que no se producen episodios purgativos después.

Los atracones no se llevan a cabo por una sensación de hambre voraz. Responden más bien a situaciones de ansiedad o malestar emocional no gestionado.

Los pacientes con trastorno por atracón llevan a cabo sus ingestas descontroladas a escondidas. El sentimiento de vergüenza y culpa que conlleva la sobreingesta hace que quieran ocultar estos episodios.

La cantidad de comida que se ingiere en los atracones es superior claramente a la que la mayoría de las personas tendrían. Suelen ser alimentos ricos en carbohidratos, grasas y dulces. Siempre se llevan a cabo hasta sentirse muy llenos incluso hasta el punto de sentir molestias estomacales.

En el trastorno por atracón existe un malestar psicológico muy intenso respecto a los episodios de ingesta descontrolada. El hecho de no producirse compensaciones a través de purgas, como en el caso de la bulimia, suele provocar que la enfermedad lleve a problemas de obesidad importantes.

Conclusiones y como ayudarte desde nuestro centro en Chamberí.

Los trastornos de la conducta alimentaria son trastornos graves que aúnan factores nutricionales, fisiológicos, psicológicos y sociales. Este hecho hace que se requiera un abordaje multidisciplinar para atacar estas enfermedades. Desde nuestra consulta en Chamberí, en el  Centro de Madrid te proporcionamos todas las herramientas que necesitas para conocer y afrontar estos trastornos.

Si tienes o crees tener algún trastorno de la alimentación debes pedir ayuda lo antes posible. Recuerda que Psico3 está en el barrio de Chamberí de Madrid desde donde podremos facilitarte la ayuda que necesitas.

Pide Cita o más información a tu psicólogo del centro de Madrid

Otros Artículos de tus psicólogas recomendadas en Madrid

Causas de la disfuncion erectil psicologica
Psicólogos
Gema García

Disfunción sexual psicológica: El Gatillazo

La disfunción sexual es un problema muy habitual. Hay muchas causas que la pueden provocar. Una de esas causas son los factores psicológicos. A esto se llama disfunción sexual, disfunción eréctil o impotencia sexual psicológica.   ¿Qué es la disfunción sexual psicológica? Para saber si se padece una impotencia o disfunción sexual psicológica es importante

Leer Más >>
Sicólogo para trastorno de adaptación
Psicólogos
Paula Massa

Trastornos adaptativos por tu Psicólogo en Chamberí

Cuando en Psico3, desde nuestro despacho en el barrio de Chamberí, hablamos de Trastornos Adaptativos, en realidad, nos estamos refiriendo a aquellas reacciones que se producen como consecuencia de un trauma o acontecimiento estresante. ¿Qué son los trastornos adaptativos? Como ya había mencionado anteriormente, para que un conjunto de síntomas, sea denominado como trastorno, los

Leer Más >>
Miedo a la soledad
Psicólogos
Paula Massa

Aprendiendo a estar solo

Estar solos y saber hacerlo, es algo necesario. Nacemos y morimos solos. Las decisiones importantes que tomamos en nuestra vida, finalmente, las tomamos solos. Creer que necesitamos a los demás, siempre, para vivir, nos hace dependientes y toda dependencia  es mala. Así que, por esto y muchas razones más, lo que sí necesitamos es aprender

Leer Más >>