Fernández de la Hoz, 33

Chamberí. Centro de Madrid

+34 634 55 98 28

info@psico3.es

L - V: 9:00 - 21:00

Excepto Urgencias

Aprendiendo a estar solo

Estar solos y saber hacerlo, es algo necesario.

Nacemos y morimos solos.

Las decisiones importantes que tomamos en nuestra vida, finalmente, las tomamos solos.

Creer que necesitamos a los demás, siempre, para vivir, nos hace dependientes y toda dependencia  es mala.

Así que, por esto y muchas razones más, lo que sí necesitamos es aprender a estar solos.

Miedo a la soledad

Miedo a la soledad: ¿dónde está el peligro?

Una de los primeras dificultades con las que nos podemos encontrar, a la hora de enfrentarnos a la soledad, puede ser la del miedo.

Cuando tenemos miedo a algo, es porque creemos que algo malo nos va a generar.

Me explico con un ejemplo:  si yo tengo miedo a los perros, es porque creo que si me enfrento a uno de ellos, este me va a atacar.

Es decir, ante el desconocimiento de cuál puede ser su reacción, anticipo que me vaya a hacer algo malo.

Y he aquí la palabra clave: el desconocimiento. Es especialmente esta parte, la del desconocimiento lo que me va a generar el miedo a la soledad.

Con esto quiero decir que el miedo a la soledad, se puede traducir prácticamente, con el miedo a lo desconocido.

 

Miedo a la soledad como miedo a lo desconocido.

Estoy segura en que muchos, si leéis esto, no estaréis de acuerdo conmigo.

Probablemente, estéis pensando que también se puede sentir miedo, al haber vivido una mala experiencia con la soledad.

O incluso sentir miedo, porque creamos que si algo nos sucede, nosotros solos no seremos capaces de solucionar.

Pero en realidad, ¿no te parece que se está tratando de juicios anticipatorios?.  Es decir, estarías juzgando lo que no conoces.

Y es esta la razón, por la que en general, para superar un miedo debemos enfrentarnos a ello.

 

¿Cómo enfrentarse a la soledad?

Como enfrentarse a la soledad

Como ya nos indicaba el inicio de este post, para enfrentarse a la soledad, es necesario saber hacerlo.

En ello, es importante romper con todas esas ideas prejuiciosas que tenemos  sobre la soledad y pensar que la soledad es nuestra amiga.

Se trataría de romper con que la soledad es dolorosa, con la idea que por ella, nos sentiremos desvalidos

O incluso, romper con esas asociaciones, de haber vivido malas experiencias con la soledad. Probablemente, lo que ahí ocurriera es que la experiencia en sí, era negativa y el hecho de estar solos o no, no estaba siendo realmente, determinante

De ella, de la soledad, se pueden sacar muchas cosas buenas y por eso, merece la pena conocerla e insisto, además es necesario. En este artículo descubriremos qué es aquello que la soledad puede aportarnos.

 

Ejercicio para enfrentarse a la soledad.

Ejercicios para enfrentarse a la soledad

Te propondré algo muy sencillo y es que, simplemente busques momentos o cosas que realizar, que haciendo siempre en compañía, puedas hacer solo.

Piensa en algo que nunca hayas hecho, no siendo en compañía de otros.

Te propongo por ejemplo:

  1. Ir al cine solo. ¿Cuántas veces te has quedado sin ver una película por no tener a nadie con quién ir?
  2. Otro paso más quizás, podría ser, tomar un café en un bar o incluso ir a comer solo.
  3. Más amplio sería, incluso, que te fueses de escapada solo. Hicieses un viaje o te planteases unas vacaciones.

¿Te atreverías?

En realidad, con algo tan sencillo como esto, empezarías a descubrir ya alguno de los beneficios que tiene la soledad e irías superando tu miedo.

¿Qué digo? Probablemente, ya lo tendrías superado.

 

No quiero estar solo: ¿por qué tengo aprender a estar solo?

No quiero estar solo

Porque como decía al principio, en realidad, estamos solos. Somos seres individuales y únicos.

Algo, que no es incompatible con el ser, al mismo tiempo, seres sociales. Vivimos en sociedad y también, necesitamos de los otros, pero eso no impide que nuestras decisiones últimas, sean solo y exclusivamente nuestras, individualmente hablando. Aunque esas decisiones, se basen en el hecho de estar acompañados.

No aceptar la soledad  sería algo así, como que no aceptemos que tengamos que respirar.

No aceptar que haya que aprender a estar solos, podría ser algo similar a no aceptar que tengamos que aprender a hablar y a comunicarnos.

 

¿Qué me aporta estar solo?

Si es mejor o no, no es algo en lo que vaya a entrar. Creo que dependerá de cada uno, o lo que es mejor, dependerá del momento de nuestra vida en que nos encontremos.

Lo que si puedo decir es que vivir momentos solos, hacer cosas solos y saber estar solos, ofrece muchos beneficios.

A continuación te cuento algunos de ellos.

que me aporta estar solo

Autoconocimiento.

Una de las primeras cosas que nos aporta estar solos, es conectar con nosotros mismos. Al igual que, por ejemplo, compartir un momento con alguien, te sirve para conocer a esa persona un poco más, estar solo, te puede ayudar a conocerte más a ti mismo.

 

Libertad de ser quién eres.

Te permite ser “Tú”. Y aquí, me refiero a ser un “tú natural”, un “tú salvaje”, en el buen sentido de la palabra. Tengamos en cuenta que en los distintos aspectos de nuestra vida y dependiendo de quien se compongan cada uno de esos aspectos, desempeñaremos roles. Cada uno de estos roles, implica desarrollar ciertas características nuestras y a cambio “reprimir” otras. Cuando estamos solos, o lo que es lo mismo, sólo con nosotros mismos, no tendremos por qué reprimir nada. Evidentemente nada, que tenga que ver con mi propio bienestar.

 

Feliz estando solo

Libertad de poder hacer cosas que me apetezcan.

Como decíamos antes: ¿Cuántas veces no hemos dejado de ver una película por no tener con quién? Hemos dejado de tener vacaciones, porque nadie de nuestro entorno podía cogérselas en las mismas fechas…etc. Ahora, con lo que te propongo de la soledad, nos resolvemos este problema. No habrá película que me quede sin ver. Podré coger vacaciones… Todo ello, porque mi agenda y mis tiempos, dependerán solo de mí. Gracias a esta herramienta de la soledad, de este saber hacer las cosas sola, me sentiré más libre.

 

Independencia.

Obviamente, esta es una de las características “estrella” de la soledad. Una vez, empecemos a hacer las cosas solos, nos daremos cuenta que somos mucho menos dependientes de lo que nos creemos. Solos, nos vamos a encontrar con situaciones que tendremos que resolver por nosotros mismos y bien que mal, nos daremos cuenta que somos capaces. ¿Te animas a probarlo?

 

Mayor seguridad y autoestima.

Y como punto final, nos encontramos con dos de los mejores beneficios de la soledad. la seguridad en uno mismo y la autoestima, serán como una confluencia generada por todos los beneficios anteriores. Gracias a ampliar la relación con nosotros mismos, nos conoceremos mejor, mejoraremos nuestra relación y terminaremos queriéndonos más, desde la propia aceptación. Además, gracias a la independencia adquirida, sentiremos una mayor seguridad incluso a la hora de plantearnos cosas nuevas que nunca antes, hubiésemos creído ser capaces.

 

Conclusiones sobre la soledad por tu psicólogo en Madrid

Al final, creo que queda bien claro mi mensaje de la importancia de aprender a estar solos.

Digo aprender, porque vivimos en una sociedad que no nos enseña la soledad,  es más, tampoco lo refuerza y por tanto, debemos de aprenderlo por nuestra cuenta.

Debemos hacerlo, porque sin embargo, en muchas ocasiones nos vamos a encontrar solos. Encontrarnos solos, no tiene por qué significar sentirnos solos.

Al final, es este, el sentimiento, el que podría resultar negativo. Pero, como todos los sentimientos, no depende de lo que nos pase, sino de cómo nos contemos lo que nos pase.

Podríamos estar entre una multitud y sentirnos solos.

Estando solos, nos podemos sentir en total “plenitud”.

Esto es lo que he querido transmitir con este artículo.

Si lo estás intentando y sin embargo, sientes que te cuesta, puede estar subyaciendo a este malestar, otro tipo de problemas (autoestima, depresión, ansiedad obsesión, distorsión cognitiva…) que te resultarían importante tratar.

Si tomas la decisión de acudir a una terapia, no dejes de ponerte en contacto con nuestro equipo, Psico3, que desde nuestros despacho, en el centro de Madrid, podremos ayudarte.

Pide Cita o más información a tu psicólogo del centro de Madrid

Otros Artículos de tus psicólogas recomendadas en Madrid

Como saber si alguien es bipolar
Psicólogos
Paula Massa

El trastorno bipolar: síntomas y cómo tratarlo.

Del Trastorno Bipolar,  sus síntomas y cómo tratarlo es algo que todo hemos oído hablar, pero que realmente, muchos desconocen. Existe un estigma social, causado por cómo se nos presenta el problema, principalmente en los medios y por ejemplo, en las películas. Esto, nos lleva a tener prejuicios y a tener un concepto totalmente erróneo de

Leer Más >>
Como aprender a estar solo despues de una relacion
Psicólogos
Paula Massa

Cómo aprender a estar solo después de una relación

Estar solo después de una ruptura, no siendo algo imprescindible, es algo muy beneficioso, para ello debemos aprender a estar sin pareja tras una ruptura. Se dice que no es posible establecer nuevos vínculos, sin haber roto con los anteriores. Hay veces que se sigue pensando en las cosas que se podían haber intentado para

Leer Más >>
Berrinches Niños con rabietas
Psicólogos
Patricia Catalán

Berrinches: Niños con rabietas.

Qué son los berrinches o rabietas Los berrinches, pataletas o rabietas son reacciones emocionales intensas y explosivas de enfado  que forman parte del desarrollo evolutivo de los niños. Son normales y  necesarias en el desarrollo infantil . En algunos casos causan un trastorno en las familias porque se exceden en el tiempo y en la

Leer Más >>