Fernández de la Hoz, 33

Chamberí. Centro de Madrid

+34 634 55 98 28

info@psico3.es

L - V: 9:00 - 21:00

Excepto Urgencias

Cuánto dura el duelo

Muchos son los pacientes que en nuestra consulta de Psico3 en el centro de Madrid, me preguntan: ¿Cuánto durará mi duelo?

En psicología no hay nada que se pueda decir con una total exactitud. Sin embargo, el duelo es uno de los procesos que más se ha podido estudiar y por tanto, se ha podido, dar una cierta concreción.

También es cierto que hay distintos investigadores de la psicología que han hablado y estudiado sobre ello. Y aunque, quizás, las denominen de manera diferente, todos ellos hablan de etapas con contenidos muy similares, durante el proceso.

Cuanto dura el duelo

Las etapas del duelo.

Desde mi experiencia en nuestra consulta de Psico3 en Chamberí, como una opción más, podría hablar de cuatro etapas fundamentales.

Estas etapas son:

 

Aceptación de la realidad de la pérdida.

Es esa etapa en la que poco a poco, se va viendo de una forma más real, que esa pérdida ha tenido lugar.

Será cuando se van a ir descubriendo los vacíos que han quedado en tu vida.

Es la fase en la que se van sintiendo los huecos, que se han producido como consecuencia de tal pérdida.

Creo importante mencionar que la etapa de aceptación de la pérdida, en realidad, se estará produciendo durante todo el proceso. Es decir, desde el principio, hasta el final, se irán descubriendo constantemente, vacíos y huecos producidos por la pérdida.

Sí es cierto que es la etapa que inicia el proceso, pero ésta no llega a culminar sin haber hecho todo el recorrido del Duelo.

Se podría decir, incluso, que es la etapa de las primeras veces. Para llegar a la  Aceptación de la pérdida, nos vamos a encontrar con muchas primeras veces en las que observar el vacío.

Es por esta razón, por la que muchos autores, hablan de la duración media del duelo, como un año. Entendiendo que este, es el primer ciclo, en el que os hemos encontrado con el vacío por primera vez.

En mi opinión, hay otras primeras veces, que transcurren después de haber transcurrido el año. Primeras veces en que el doliente se encuentra con ese vacío que genera su correspondiente respuesta emocional.

 

Identificación y expresión de las emociones que se van generando.

A medida que se va aceptando esa realidad de la pérdida, en el doliente se van a generar una serie de emociones que deben ser identificadas y expresadas lo antes posible.

Aunque la emoción más común en un duelo, entendemos que es la tristeza, también podrán aparecer otras emociones. Son bastante comunes también, las emociones de enfado, rabia, impotencia o incluso alivio… También, emociones poco frecuentes, que a pesar de su dificultad en su identificación, es algo necesario hacer, acompañando de su correspondiente expresión.

Si tenemos en cuenta que la palabra duelo implica dolor, la mayor parte de las emociones surgidas, se darán principalmente, en esta dirección. Hacia lo negativo.

En terapia, esta es una de las partes que nos permiten trabajar el acompañamiento. Se trata de ayudar e invitar a la persona doliente a identificar y sacar sus emociones, de la manera más conveniente.

Etapas del duelo

El llanto.

Y para la adecuada expresión de estas emociones, aquí tenemos la mejor herramienta.

El llanto es la herramienta que permite una descarga y un desahogo con mayor facilidad.

Llorar es algo, socialmente, poco aceptado. De hecho, tenemos la tendencia de, cuando vemos a alguien llorar, decirle: “no llores”. Cuando, en realidad, lo que deberíamos decir es: “llora y descarga todo lo que necesites”

 

Adaptación a los cambios producidos por la pérdida.

Tras producirse una pérdida, no es difícil entender, que nuestra normalidad cambia y por tanto, nos tendremos que adaptar.

Como todo proceso de adaptación, implicará poner en funcionamiento nuestros mecanismos y estrategias lo que, al mismo tiempo, puede generar alteraciones. Me refiero a alteraciones que se puedan manifestar de forma similar a los síntomas de ansiedad, o incluso alguna reacción fisiológica. Ya de primeras, será necesario llevar a cabo el esfuerzo que cualquier adquisición de aprendizaje requiere.

Como ejemplo de a lo que se refiere esta fase de la adaptación, es en el caso de una viuda, que tras la pérdida de su marido ha de asumir todas las tareas relacionadas con las finanzas del hogar, de las que siempre se había hecho cargo él.

Entonces ya imaginarás que esta fase podría comenzar incluso desde lo más temprano del proceso, ya que tras la pérdida, la persona doliente estará teniendo que asumir funciones que nunca antes había asumido.

 

La Recolocación.

Entenderemos que esta es la última fase del duelo, porque esta consiste en encontrar un lugar en nuestro “corazoncito” o en nuestra cabeza, donde almacenar los recuerdos vividos con esa persona. A partir de ahora, a este lugar, podremos acceder sin que nos resulte doloroso.

Son varias las personas, a las cuales, a la hora de hablarles de elaborar su duelo, se niegan, ya que piensan que esto les va a llevar al olvido.

Evidentemente, esta idea es errónea. El duelo lejos de llevarnos al olvido, nos llevará a un recuerdo sano y reconfortante.

Así, en lugar de rechazar hablar y recordar a la persona perdida, querremos acceder a su recuerdo.

Un ejercicio muy válido para valorar si hemos llegado a este punto del proceso o incluso para favorecer llegar a ello, es el ejercicio de las fotografías. El ejercicio consiste en hacer una selección de aquellas fotos que nos trasladen a recuerdos vividos con las persona que falta e irse enfrentándose a ellas de manera paulatina. Durante el ejercicio, al mismo tiempo, se puede hacer una valoración de cómo avanzamos en cada una de las otras etapas del duelo. No sólo la recolocación, sino también, la aceptación de la realidad de la pérdida, la identificación y expresión de emociones e incluso, la adaptación.

 

Cómo se trabaja en Terapia el Duelo.

Como se trabaja en terapia el duelo

Hay que empezar por entender que encontrarnos en un proceso de Duelo, no es estar enfermos. Es por esto, por lo que el duelo no ha de ser un motivo de consulta estrictamente clínico. Por tanto, no se tratará como una patología a no ser que cumpla con algunos criterios, que ya llevarían a otro tipo de diagnósticos.

No obstante, como ya hemos mencionado en diversos artículos, a Psicoterapia no sólo hemos de acudir por motivos de enfermedad. Podemos acudir a ella, buscando un apoyo o un acompañamiento.

En nuestra consulta de Psicoterapia en Chamberí, la manera que tenemos de trabajar el duelo, es precisamente esa: como apoyo y acompañamiento.

Acompañamos al doliente a transcurrir por cada una de las fases de su proceso, siendo consciente de ellas, identificándolas y dejándolas así fluir de la mejor manera.

Ayudaremos en la expresión de sus emociones a medida que vaya aceptando la pérdida.

Apoyaremos a la hora de elaborar sus propios “planes de acción” a la hora de encontrar una adaptación.

También podemos ayudar a la persona a calmar algunos de los aparentes  síntomas de alteración consecuencia de esta adaptación. Como por ejemplo, los síntomas que se asemejan a ansiedad o incluso síntomas de depresión.

Finalmente, acompañaremos en su Recolocación para descubrir lo bonito y sano del recuerdo.

 

Conclusiones sobre el duelo.

Así que, a la pregunta de cuánto durará un duelo, podría decir que depende del tipo de duelo y de  características del doliente.

Tipos de duelo

Tipo de duelo.

Me refiero a varias circunstancias que marcan las diferencias. Cuando en este artículo he hablado de este proceso, en todo momento me he querido referir a todo tipo de pérdida. Aunque se entiende, que la causa más común, es la del fallecimiento, pasamos por el mismo proceso por otras pérdidas, como puede ser por separación o ruptura de relación o incluso pérdidas materiales.

El tipo de duelo, también se va a ver marcado entonces,  por cómo se ha producido la pérdida o por la clase de relación que tuviéramos con la persona perdida (si es que era una persona).

Dolor por la perdida del ser querido

Características de la persona.

En las características del doliente, entran características de su personalidad que por ejemplo, determinan, las estrategias y herramientas de las que dispone para pasar por las distintas fases.

Es importante, para terminar, romper con dos mitos que no son ciertos en relación al duelo.

Uno  de ellos es el de que, elaborar el duelo es olvidar. Como ya he dicho, más bien se trata de todo lo contrario, de recordar de forma sana y poco dolorosa.

Otro sería el de que, un  proceso de duelo dura un tiempo límite y más allá de eso, implicará que lo estemos haciendo mal. Cada uno tenemos unos tiempos diferentes y hay varias variables que van a influir en cuánto se prolongue el proceso.

No olvidemos que sí, el duelo es dolor, pero también, es un proceso de aprendizaje, del que podremos salir muy fortalecidos.

Si te encuentras en duelo y quieres un apoyo y acompañamiento, en Psico3 , desde nuestro despacho en el centro de Madrid, podemos ofrecerte eso que estás buscando. No lo dudes y pide tu cita.

 

 

 

 

Pide Cita o más información a tu psicólogo del centro de Madrid

Otros Artículos de tus psicólogas recomendadas en Madrid

Como saber si alguien es bipolar
Psicólogos
Paula Massa

El trastorno bipolar: síntomas y cómo tratarlo.

Del Trastorno Bipolar,  sus síntomas y cómo tratarlo es algo que todo hemos oído hablar, pero que realmente, muchos desconocen. Existe un estigma social, causado por cómo se nos presenta el problema, principalmente en los medios y por ejemplo, en las películas. Esto, nos lleva a tener prejuicios y a tener un concepto totalmente erróneo de

Leer Más >>
Caracteristicas de la rebeldia en a adolescencia
Psicólogos
Gema García

Rebeldía en la Adolescencia

En la adolescencia son normales los cambios. A veces estos cambios vienen acompañados de actitudes y conductas rebeldes. Es importante saber distinguir cuando esta desobediencia en la adolescencia es una postura normalizada y adecuada para afrontar el cambio a la madurez o por el contrario es una señal de un malestar psicológico o emocional. Desde

Leer Más >>
Miedo a la soledad
Psicólogos
Paula Massa

Aprendiendo a estar solo

Estar solos y saber hacerlo, es algo necesario. Nacemos y morimos solos. Las decisiones importantes que tomamos en nuestra vida, finalmente, las tomamos solos. Creer que necesitamos a los demás, siempre, para vivir, nos hace dependientes y toda dependencia  es mala. Así que, por esto y muchas razones más, lo que sí necesitamos es aprender

Leer Más >>