DEPRESIÓN

Se caracteriza por un estado de ánimo deprimido y por la pérdida del disfrute  y del interés por las actividades cotidianas de la vida y por las cosas que solían interesar y gustar a la persona antes de la depresión. Además de estos síntomas, suelen aparecer: irritabilidad, ansiedad, cansancio excesivo y continuo, problemas de sueño, cambios en el apetito y dificultades de concentración y toma de decisiones, sentimientos de inutilidad y culpa y problemas de deseo sexual.

En la depresión también se aprecia una forma de pensar negativa acerca de la propia persona, de los demás, del pasado y del futuro , así como del entorno que le rodea. Pueden aparecer pensamientos recurrentes de muerte o ideación suicida , incluso intentos reales de poner fin a su vida.

Se dejan de realizar actividades placenteras y/o obligatorias
o, si éstas se hacen, requieren de un gran esfuerzo por parte de la persona (por ejemplo, levantarse, lavarse, vestirse, ir al trabajo, estudiar, etc). Si las actividades placenteras se siguen realizando, no producen el mismo nivel de satisfacción que antes de la depresión